Por favor Ucrania, Medio Oriente e Iraq ALTO AL FUEGO.

Ayer el Papa, pedía por favor  a las autoridades de Ucrania, Medio Oriente e Iraq un alto al fuego, sobre todo por los miles de niños y niñas muertos, mutilados y que  hoy sus juguetes son los restos bélicos.

Nosotros también rogamos por la paz y alto al fuego y les pedimos a ustedes que canalicen sus energías, oraciones y difusión en redes, para que ningún niño o niña continué sufriendo por la guerra, porque ningún país está libre y si no decimos nada aceptamos e invisibilizamos la situación. ¡Alto al fuego, por favor!

Ahora nosotros podemos aportar con nuestro granito de arena, para no promover la violencia y priorizar el dialogo, con nuestros propios niños y niñas para que ellos aprendan a valorar la paz, el dialogo y la buena convivencia, algunos tips:

1. Enséñele al niño desde pequeño a decir lo que le molesta, con palabras y a buscar un mediador si es necesario (un adulto, por ejemplo) no enseñar ese típico; “si te molesta, tú pégale no más” enseñémosles que es necesario expresar lo que nos pasa: “no me gusta que me molestes”, “que me empujes” , etc. Si la situación continúa hacerle entender y crear la confianza de que siempre habrá un mediador a quien poder pedir ayuda.

2. Cuando nos toque ser mediadores, escuchar ambas partes y explicar con amor, que a veces nos equivocamos y reaccionamos mal y lo importante que es compartir para ser felices en comunidad.

3. Valorar lo que el niño me dice, si dice “no quiero bañarme” negociar para lograr que lo haga, conversar, ofrecerle juguetes, situaciones entretenidas en el agua, etc. No obligarlo, como sí lo que dice no tiene ningún valor.

4. Cuando nos equivocamos, y enojados le gritamos o somos de alguna manera agresivos con ellos, reconocer que es un error y ofrecerle al niño sinceras disculpas.

5. Cuando estamos con el niño somos el principal modelo a imitar (pueden imitar a otras personas, pero la imitación que perdura es de las personas significativas para él), ser amables y corteses en toda ocasión (INCLUSO CUANDO CONDUCIMOS EL AUTO MÓVIL) ellos aprenderán que se puede conversar y tomar las cosas con calma, porque, si siempre nos vieron actuar así, no conocen otra forma de actuar.

6. Ser realistas, explicarle  que existe la guerra, qué es, sus causas y consecuencias. Esto les ayudará a valorar la paz  y sensibilizarlos hasta adultos de la importancia de promover, difundir y  ayudar a conservarla.

Todos podemos hacer algo, el valor de cada persona es  poderoso, y reiteramos

¡Alto al fuego, por favor!

Advertisements

El fin de las vacaciones de invierno…

tiempo              Fuente imagen: http://www.amormaternal.com/

Los recuerdos que tienen nuestros niños y niñas al crecer no son las cosas que les compramos, probablemente no recuerden los lugares donde estuvieron, lo que si recordaran son las sensaciones, los cariños, el tiempo juntos que se transforma en apego perdurará para toda la vida.

En estas vacaciones observamos sobre población de niños y adultos en lugares recreativos, lugares que el resto del año se encuentran vacíos.

Esta situacion nos hacen reflexionar sobre 3 puntos:

1.- La importancia del tiempo libre, los niños también necesitan tiempo para jugar libremente, y  en ocasiones compartir esos juegos con los adultos, por lo que se vuelve importante no llenar sus vidas con actividades. Otras veces hemos dicho que debemos llevar a los niños a vivir, de manera que tengan distintas actividades, pero lo debemos hacer gradualmente, es decir buscar actividades todo el año, sin importar si están de vacaciones o no…las actividades para niños duran máximo 2 horas, podremos encontrar este tiempo el la semana y el fin de semana.

2.- La importancia de la cantidad y calidad de tiempo que se pase con los niños es más importante que donde los sacamos a pasear. Se vuelve fundamental reflexionar lo siguiente: ¿qué es más importante?..¿salir a jugar juntos a la plaza donde el adulto tiene máxima conexión con el niño y sigue su juego con amor? o ¿salir al teatro municipal a ver ballet, mientras el adulto critica al niño a cada rato para que se quede quieto, no hable, no pida comida, ni ir al baño? ¿que tiene más valor para el niño? No cabe duda que él quiere estar donde se siente respetado y valorado, esto es lo que recordará, no el ballet, que por cierto es muy rico culturalmente, pero que con ese tipo de experiencia, probablemente nunca más le gustará. Aquí los adultos debemos asumir ciertos sacrificios; salir del lugar si el niño lo está pasando mal, escuchar sus opiniones, seducirlo para participar, no obligarlo, darle cariño para que comprenda poco a poco cómo comportarse, no retarlo (todo esto aunque perdamos dinero y tiempo)=y por sobretodo; DISFRUTAR. La infancia es muy corta…aprovechemos de observar sus caras de asombro, alegría y agradecimiento cuando estamos juntos.

3. No sentir culpabilidad si “paso todo el día trabajando”, cada familia conoce sus propias necesidades, lo ideal es que los padres tengan tiempo suficiente para estar con los hijos, pero si las posibilidades laborares no lo permiten, entonces lo peor que pueden hacer es sentirse culpables. Los padres que trabajan, suelen tener culpabilidad con esas típicas frases “no lo veo en todo el día, cómo lo voy a retar” no guiar al niño hacia lo que es bueno o le hace bien es un daño que se le hace y el pretender suplir con muchas actividades el tiempo que no se pasa con él, también. Aquí es importante volver al punto 2, y recordar que lo que el niño o niña sienta, si se siente amado, valorado, comprendido es lo que realmente perdurará en el tiempo y lo que traerá a su memoria siendo adulto.

NO a la Niñera SOS…

Niñera SOS o Súper niñera del canal Discovery home&health o ABC , es un programa de televisión estadounidense, que enseña a los padres a criar a los niños por medio del pradigma conductista, es decir:  “modelar” el comportamiento de los niños mediante castigos (como sentarse a “reflexionar” un minuto por su edad y si son mayores encerrarlos en una habitación,) y mediante premios (como una estrella en una gráfica si el niño se porta bien.)

Para cualquiera que no tiene conocimientos de psicología infantil, esto suena estupendo, el niño se sienta cuando ha tenido un mal comporwtamiento, y quizás nunca más repita el comportamiento porque no quiere quedarse nuevamente sentado a “reflexionar”, funciona, sí funciona, por miedo, por no querer estar de nuevo allí, pero no por tomar conciencia que el comportamiento estuvo mal o porque ha aprendido a autocontrolarse.

Es importante aclarar que las pataletas o rabietas son absolutamente normales de los 2 a los 5 años de edad, una pataleta que es difícil de controlar ¿por qué? por dos razones:

– Una es que el niño a esta edad aún no tiene desarrollada la amígdala, sector en el cerebro a cargo de las emociones, por lo que muchas veces no sabe que es lo que le pasa y está dominado por las emociones, no sabe autocontrolarse y esto desata llantos y reacciones motrices.

-Y dos, porque ésta es la edad en que el niño o niña ha descubierto que es independiente de los demás, que puede hacer cosas por sí mismo, por eso comienza la etapa de los “NO”, dice no a todo porque sabe que esta palabra tiene poder, que puede controlar su propia vida, que puede hacer cosas solo, si no logran satisfacer las necesidades de esta etapa del desarrollo, estalla en una pataleta o rabieta. Los adultos debemos ayudarles a vivir esta etapa, permitiendoles elegir, dicidir y hacer cosas por si solos (aunque eso signifique más trabajo para los adultos.)

Entonces, ¿Por qué NO a niñera SOS?

1. Le pide a los niños que se sienten por algunos minutos a “reflexionar”, esto no trae ningún valor para el niño que no puede reflexionar, ¿de qué?, si no sabe lo que le pasa…ni lo que ha hecho mal

A cambio lo puedo llevar a un lugar seguro, mirarlo a los ojos y explicarle lo que le pasa, por ejemplo: “sé que te parece muy entretenido tirar las piezas de este juego, pero las vamos a utilizar de otra manera para que todos podamos jugar” o
“Veo que estás muy enojado por que no puedo comprarte este dulce, pero iremos al parque luego de hacer las compras” pero nunca dejarlo sólo, como diciéndole “te quiero sólo cuando estás bien, no cuando te equivocas, arréglatelas solo”

2. Le dice a los niños “ahora quiero que te portes bien”, los niños son abstractos no comprenden aún a cabalidad el lenguaje, por eso el lenguaje usado con ellos debe ser  concreto, directo y explicativo.

Es mejor decirles: “Tirar las piezas no es un buen comportamiento, te estas portando mal. Ahora no quiero que continúes tirando las piezas, por que nos sirven para marcar nuestro juego, si las tiras se pierden y no podemos jugar.”

3. Aconseja a los padres que digan “por favor no hagas eso” “no me gusta, no lo hagas de nuevo” esto está muy bien, solo que debe ser acompañado por la razón.

Por ejemplo: “no te subas a la mesa, porque es para comer, se ensucia y te puedes caer” o “no tomes las cosas de la tienda, no son nuestras, se rompen y hay que pagarlas” Si no encuentro razones por lo que no quiero que el niño actué de una forma u otra, entonces ¿por qué se lo prohíbo? ¿por un gusto caprichoso de adulto?

4. En lo que sí tiene razón niñera SOS, es que para hablarle a un niño, debemos bajar  a su nivel, hacer contacto visual y mi tono de voz debe ser  tranquilo y parejo (esto hace que el niño se tranquilice), pero no para que sepa “que no es un juego” y que lo quiero castigar o amenazar, si no para que tome atención, para que vea que no es un adulto que desde otra altura lo reta, todo lo contrario para que vea que es un adulto que lo ama y quiere lo mejor para él.

Ojo todo lo que hace la niñera funciona, sí, y a todos les funcionará, pero el problema que el niño o niña no esta aprendiendo nada, no esta aprendiendo a reconocer y a nombrar sus emociones, no está aprendiendo comportamiento social apropiado. Al contrario, está aprendiendo que si lo hace, irá castigado, por eso no repite la conducta, pero a largo plazo no tendrá instalado el comportamiento deseado y lo más probable es que lo repita cuando el castigador no esté presente.

Por último como dice el psicólogo chileno Felipe Lecannelier “cualquier estrategia de crianza que cause dolor al niño, es una pésima estrategia de crianza” y como siempre digo yo…“el amor abundante nunca ha hecho daño” por eso el abrazo, el contacto físico calma a esa amígdala incontrolable, no de inmediato como nos gustaría, al cabo de incluso largos 20 minutos. Pero el niño aprende que el cuidador lo ama incondicionalmente y buscará su ayuda cuando no pueda auto-controlarse, a medida crece construye herramientas de auto-control autónoma.

Presidenta Bachelet promulga ley que beneficia a padres trabajadores en la crianza de los hij@s

papa Hasta el momento las madres trabajadoras tienen derecho a retirase una hora antes del trabajo o salir por una hora a alimentar a sus hijos e hijas menores de dos años, el martes se promulgó la ley que permitirá decidir a ambos progenitores quien será el que hará uso de este derecho. Con el mismo espíritu del Programa “Chile crece contigo” que busca la protección integral de la infancia, está ley beneficia especialmente a los padres viudos, o padres que tienen la tuición de sus hijos, además le permitirá a las familias organizarse de la manera más conveniente para ellos.

Los padres (varones) deben tener un papel más protagónico en la crianza, durante mucho tiempo esta labor ha sido designada exclusivamente a la mujer, pero hoy sabemos que el apego se da con más de una persona y que para que se establezca, es importante no sólo la “calidad” sino la cantidad de tiempo que se pase con el niño o niña, el contacto físico: visual y piel a piel. Por lo que esta futura ley, es un avance a la necesidad de que tanto padres como madres pasen más tiempo con sus hijos, sobre todo en la primera infancia.

Soy un ciudadano del mundo.

 

 mundo

Con la  efervescencia del mundial el “patriotismo” o “latinoamericanismo”, solo me resuena la frase de Charles Chaplin: “Soy un patriota de la humanidad. Soy un ciudadano del mundo.” 

¿Qué les enseñamos a nuestros niños y niñas al maldecir otro país, raza o equipo? Les enseñamos que no todos son seres humanos de la misma categoría, les enseñamos que no importa divertirse, disfrutar del juego, estar con otros, si no que ganar y el contrincante…el contrincante merece  descalificativos.

Cuando les enseñamos a disfrutar, a respetar y ser empático con los otros, sin importar el país que provienen, les enseñamos a aprender de los demás, sobre todo en nuestro país que nuestros niños comparten cada vez más con otros niños y niñas  inmigrantes. Se hace necesario que nuestros pequeños aprendan a valorar la diferencia, de manera que tengan muchas instancias de aprender de los demás.

A partir de esto es nuestra verdadera copa del mundo, ganamos niños y niñas que respetan y valoran a todos los ciudadanos del mundo.

(¿más información para la inclusión? visita el resumen de mi tesis http://es.scribd.com/doc/87746258/Resumen-Tesis-Inclusion-de-Inmigrantes)

 

La crianza respetuosa, ¿una Moda?

haciendo gallertas

Hoy queremos compartir un extracto de la entrevista realizada a la psicóloga Rosa Jové, realizada por http://www.abc.es.  En ella se destaca la importancia de respetar al niño, alargar la lactancia, practicar colecho y dedicar tiempo (un largo tiempo) a nuestros niños y ñiñas.

 —¿Cómo educamos hoy a los niños?
Muchos padres comenten un error actualmente: no valoran el hecho de criar a un niño. Hay que rendir en el trabajo, tener tiempo libre, estar en forma…. Y el niño queda en segundo plano y ve mermada su necesidad de tener cerca una persona de referencia como es el lugar que ocupan los padres.
Más que las tendencias a educar a los niños de formas no respetuosas, el principal peligro es la poca conciliación de la vida laboral y familiar. Porque si uno quiere, o no quiere educar a su hijo desde el respeto al niño, el resto no podemos hacer nada: cada cual hará lo que quiera. Pero si no tenemos una buena conciliación de la vida laboral y familiar, aunque los padres quieran, no van a poder.

—¿Es la crianza con apego es una moda?
—No. Lo que es una moda es lo que se hace desde la Revolución Industrial que cambió muchísimo la forma de vida de la sociedad y, con ella, la forma de educar a los niños desde el comienzo. Con la Revolución Industrial se introdujo el biberón para que las madres pudieran trabajar, se comenzó a separar a los niños de los padres a la hora de dormir. Todas esas cosas que hacemos ahora y que creemos que se han hecho toda la vida. Sin embargo, es justamente lo contrario a lo que el ser humano ha hecho siempre. El colecho, por ejemplo, dormir con los hijos en la misma habitación, es tan antiguo como las cavernas. Lo que es novedoso y está de moda son las cunas. Pero no el colecho.

(para ver entrevista completa:

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20140705/abci-entrevista-rosa-jove-201407041228.html )