No es culpa de Messi

No, no es culpa de Messi. El mundo entero invisibiliza a los niños y niñas. ¿cómo? pues cuando la ciudad está pensada para adultos, las sillas grandes, las ventanas arriba, las piletas para tomar agua de más de un metro, la inexistencia de mudadores públicos, espacios para la lactancia, etc.
¿A caso nadie ha visto a adultos saludar a todos menos a los niños, o a niños hablándole a un adulto y un adulto que no contesta, o contesta sí, aunque no entiende lo que le dice?
o adultos que no se ponen a la altura del niño para saludar, para escuchar, para acompañar…
¿porque nos sorprende Messi? si nuestra cultura y el mundo de los adultos ha hecho que se invisibilice a nuestros niños y niñas.
Es hora de ser más respetuosos, escucharles, mirarles y protegerles ante todo.

Advertisements